jeudi 5 juillet 2018

El archipiélago del perro, de Philippe Claudel


Mis queridos amigos lectores (hombre, no es que tenga nada contra los analfabetos, pero el hecho es que ellos no me pueden leer, a menos que pidan ayuda a algún alma generosa dispuesta a leerles las portentosas hazañas de don Sorokin Buscabollos) Por otra parte, siempre pueden ver las fotos, cosa que es muy educativa y placentera. Como decía una prima mía cuando era pequeña y la pillaban con un libro en la mano: "no estoy leendo, estoy vendo". Pero en fin, que me dirijo principalmente a mis amigos lectores.

Como vuestro bloguero favorito (qué petulante soy, carallo) se va de vacaciones a Andalucía, vía Borgoña, Provenza, Cataloña (es para que rime con Borgoña), la Mancha y otros puestos de pasaje normal, me he apresurado a contaros lo que tenéis que leer este verano. No sé si está traducido todavía a la lengua de Pérez Galdós (no soporto que sea siempre la lengua de Cervantes), pero lo va a estar, seguro. Y si podéis leerlo en la lengua de Balzac, mejor que mejor.

El libro es magnífico, no pude dejarlo en 48 horas, leyendo a destajo, hasta que lo terminé. El tema es de rabiosa actualidad: en una pequeña isla volcánica, aparecen un día tres ahogados jóvenes, de color. Eso desencadena una serie de acontecimientos que te captan. No digo más, porque sería un espoiler- Escrito con prosa florida, a veces poética, en el fondo desnuda lo más cruel del género humano: traición, cobardía, engaño.

No es un libro optimista, ya os aviso, pero merece la pena leerlo.

No sé si todos conocéis la trayectoria de Philippe Claudel. En el mundo entero fue un gran shock (me perdonen sus mercedes el anglicismo) su libro "Las almas grises", aunque ha escrito bastantes otros que han sido muy celebrados, como "la nieta del señor Linh". Yo creo que he leído casi todo lo que ha escrito. Soy un fan (otro anglicismo, Sorokin, no tienes remedio) del señor Philippe.




La acción pasa en un archipiélago de ficción, en el Mediterráneo, entre África e Italia. Aunque están situadas mucho más al norte, de hecho al norte de Sicilia, a mí me recuerda un poco a las islas Lípari (o Eolias) donde estuve unas vacaciones hace como bastantes años (no sé, ¿quince?). Las Lípari están muy cerca de la costa de Sicilia. De hecho, servidor cogió un barco en Milazzo  para ir a la capital, que está en la isla que se llama justamente, "Lípari". No sé si el verano es la mejor época para ir, pero si podéis ir en primavera, id.


Cuando leáis el libro, os daréis cuenta que la ciudad de la isla donde pasan los hechos, se parece mucho a esta. aunque sea una isla de ficción (no la de la foto, la del libro)


Las islas tienen unas costas agrestes y recortadas, aunque también hay playas, como canta el letrero de la foto:



La vista de lo alto del monte de la isla Salina es algo que te puede encoger il cuore. Desde ahí se divisan tres de las islas: Alicudi, Filicudi y Panarea. No es lo perdáis, si podéis:



Para más semejanza con la isla del libro, hay dos de ellas con dos volcanes (uno en cada una) ; Strómboli, donde servidor no estuvo pero Ingrid Bergman sí, como sabéis los cinéfilos (y encima, ligó con Rossellini) y Vulcano, que está mucho más cerca:


Vulcano, tiene además unos barros volcánicos que dicen que son muy buenos para el pellejo. Servidor, no osó meterse en el barro, pero algunas desconocidas jóvenes sí, como puede verse:



Y bien, mis amigos, lo voy a dejar aquí, que todavía tengo que hacer la maleta para irme al sur.

Muchos besotes de vuestro Sorokin-

16 commentaires:

  1. Ganas de leer el libro (cuando lo editen en la lengua de Calderón) y, sobre todo, de ir a esas islas tan cucas con rocas y carteles en italiano.

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. No creo que tarden mucho en traducirlo a la lengua de Lope de Vega, teniendo en cuenta que sus otros libros han sido muy celebrados. Para ir a las islas, lo mejor es que vayas a Catania o Palermo en avión, luego en bus hasta Milazzo y allí coges un barco. Venga, ánimo

      Supprimer
  2. Este libro lo leo sí o sí, pero en la lengua de Quevedo. Este autor me conquistó con Almas grises y me conmovió con La nieta del señor Linh. A las islas no me importaría ir, pero lo veo difícil...
    Besotes!!!

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Como he dicho a Esti, no creo que tarden mucho en traducirlo, aunque, la verdad, no he leído ninguna de sus obras traducidas y, a veces, las traducciones del francés, a pesar de ser una lengua muy similar al castellano, son bastante flojas. Pero bueno si te gustaron "almas grises" y "la nieta del señor Linh" es que estaban bien traducidas.
      Besotes

      Supprimer
  3. Pues nada Sorokin, ¡felices vacaciones! Pásalo genial y ya nos contarás a la vuelta..
    Respecto Claudel, me encanta como escribe, con esa prosa "a veces florida y a veces poética" como tú bien dices. También me gustan algunas pelis que he visto dirigidas por él
    Besos

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Gracias Marian.
      Pues fíjate que yo no he visto ninguna película suya, voy a tener que buscarlas. Sé que ha dirigido "Almas grises", pero me da un poco de reparo, no vaya a ser que no me guste como me gustó su libro.
      Besos

      Supprimer
    2. Te recomiendo "Silencio de amor" y Hace mucho que te quiero" dirigidas por él, me gustaron
      Creo que de esas no hay libros, así no existe la posibilidad de comparación
      Besos

      Supprimer
    3. Gracias, Marian, las buscaré
      Besotes

      Supprimer
  4. ¡Felices vacaciones, señor Sorokin! A Claudel le amo desde sus 'almas grises', que me dejó completamente rota pero feliz con su lectura. Luego llegó 'La nieta del señor Lihn' que, siendo más tierna (qué se debió tomar este hombre para ser tierno y no mostrar esa crudeza que le caracteriza), me dejó igual de tocada. Es maravilloso. Hay que leerle. Bueno, a sus libros, no a él. Y me anoto el nombre de esas islitas, que yo veo una isla y me vuelvo loca. No sé qué tienen que me llaman.

    Besines.

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Muchas gracias, Dorothy. Tras 2700 Km al volante, ya estoy en Andalucía.
      Me alegro que te hayan gustado esos dos libros de Claudel. Y es cierto que, en "la nieta del señor Lihn" se puso un poco más suave, pero en "el archipiélago del perro" ha vuelto a su estado normal. Pero no te lo pierdas.
      Y, desde luego, si puedes ir a las Lípari, no te las pierdas tampoco.
      Besazos

      Supprimer
  5. Buen viaje y mejor estadía en el Sur!!!!!!
    Buscaré el libro en la lengua de Balzac . Ardo en deseos de encontrarlo y, como tu dices, devorarlo.
    Soy una fan de tus consejos literarios!!!!
    Besos,
    isabel

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Gracias Isabel. No sé si te gustará, pero sin duda, te impresionará

      Besos

      Supprimer
  6. Ah, se lo he regalado a mi churri para su cumple, lo está leyendo y luego lo pillo yo. Qué bonitas islas, la verdad entiendo que se encoja el corazón. Bueno, bon vacances monsieur !

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Espero que lo disfrutéis Claudia, aunque no sea el colmo del optimismo

      Supprimer
  7. Pues no sé, de mano el sitio me lo apunto para posible viaje. El libro me lo veo venir, intuyo que es de los que hay que leer cogiendo aire porque sabes que te va a golpear fuerte. Primero igual lo intentó con las almas.
    Saludos

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Efectivamente, el libro va creciendo en intensidad dramática a medida que avanza, así que es una buena idea ir cogiendo aire según progresan las páginas hasta llegar la desenlace, pero, de verdad te va a gustar, creo.

      Saludos

      Supprimer