mardi 25 mars 2014

"Herejes" de Leonardo Padura, Bogdan Khmeltnisky, Kiev y las matanzas de judíos polacos de 1648



Durante estas últimas semanas en las que he pasado unas agradables vacaciones en un hospital -por una razón que no viene al caso, porque al blog hay que venir ya llorado-, rodeado de un grupo de maravillosas enfermeras, congoleñas, tangerinas, melillenses, libanesas, canarias e -incluso- alguna belga, he tenido tiempo de sobra para dedicarme a la lectura. Ya os iré dando la brasa con los libros que me he devorado en los ratos que no estaba de palique con las enfermeras o con los amigotes que venían de visita. Hoy os voy a hablar de "Herejes" de Leonardo Padura. Es la primera novela suya que leo. Aunque su estilo es muy prolijo y detallista, me ha gustado bastante. Sobre todo los capítulos que suceden en La Habana. Se ve que es lo que domina y lo borda. La trama, muy interesante, describe algunos hechos históricos terribles que sucedieron en los años treinta, cuando el buque "St Louis" llegó a Cuba lleno de judíos que huían de Alemania y no les dejaron bajar, con lo que tuvieron que volverse a Europa a volver a caer en las garras de los nazis.

La novela tiene un capítulo, más que un capítulo casi un libro -de hecho se llama "Libro de Elías"- en el que, en una ruptura importante, la acción pasa en Amsterdam en 1643. Es, para mi gusto, demasiado largo y prolijo, pero cuenta unas historias interesantes sobre los judíos que habían huído de España y Portugal y sobre las matanzas de judíos polacos/ucranianos que tuvieron lugar en 1648.

Vuestro amado bloguero, que soy yo, digo, vamos, viajó mucho por motivos profesionales a Ucrania entre 2000 y 2008, como puede verse en mi pasaporte, así que el tema me interesó mucho, y más, ahora que Ucrania, por motivos que todos sabemos, está en primera página de todos los medios.




No sé como estarán ahora las cosas, pero a mí Kiev es una ciudad que me gusta mucho. La verdad, nunca ví ninguna discrepancia entre la gente de por allá que indicara que iban a acabar a castañazos entre unos y otros.




Kiev. El monasterio de San Mihail


Para hacer un intento de entender lo que está pasando, y lo que pasó en 1648 según cuenta Padura, hay que echar para atrás algunos años más. La historia empieza hacia el año 882, en el que una serie de tribus eslavas se unen formando lo que hoy se llama "Kievan Rus" (Ки́евская Русь).

Fue el primer estado (por llamarlo así) ruso, aunque en realidad era un conglomerado de señores feudales bajo el mando de un soberano que reinaba en Kiev. Su máxima extensión puede verse en el mapa que os he colocado aquí (y que he copiado de la Wikipedia, que yo no me invento las cosas, que luego lo mismo decís que vaya morro). Por supuesto, se le considera un estado idílico visto más de mil años después, el mito fundador de Rusia, dedicado a la agricultura y al comercio, sobre todo con Bizancio.




En Kiev, a estas alturas, lo único que queda del Kiev de aquellos tiempos, se supone que es la "Golden Gate", aunque hay malas lenguas que dicen que la reconstrucción, que data de 1982, es un invento, ya que nadie sabía como era en realidad. Pero bueno, queda chula. Además, hay un par de bares enfrente con sus terracitas en verano.



Otro detalle en la Golden Gate es el monumento al gato Panteleimon. La verdad, creo que es el único monumento a un gato que yo he visto. Podeis ver más detalles aquí.



La Kievan Rus se hundió definitivamente hacia 1240 por la invasión de los mongoles de la Horda de Oro y el "sálvese quien pueda" de los diversos señores feudales (boyardos). La ocasión la pintan calva, se dijeron los reinos católicos del norte: el Reino de Polonia y el Gran Ducado de Lituania, que  aprovecharon la ocasión para apropiarse gran parte de la Ucrania actual, en vez de ayudar a los de Kiev que, al fin y al cabo, eran ortodoxos. Mientras tanto, los rusos que se habían sometido a los mongoles o tártaros (como los queráis llamar) crearon un nuevo reino con sede en Moscú.




Bueno, y ya estamos así como así en 1648. Los grandes duques de Polonia/Lituania controlan una vasta extensión de terreno que llega hasta casi el Mar Negro y empiezan a suceder las cosas que cuenta Padura en su novela. Los nobles polacos delegaban la recaudación de impuestos en los judíos, que, como es natural eran aborrecidos por las gentes que tenían que pagar. Ese aborreciemento les costó caro. Los cosacos del sudeste del reino, comandados por el héroe nacional ucraniano, Bogdan Khmeltnisky se sublevaron, fueron avanzando hacia el norte y por donde iban, se dedicaban a exterminar judíos.


Bogdan Khmelnitsky




Monumento a Khmeltnisky en Kiev. Enfrente, el monasterio de San Mihail

Como véis, Oh queridos amigos, la semilla de un pais esquizofrénico ya está puesta. Por un lado, fue el origen de Rusia, por otro, estuvo siglos bajo dominio polaco y otras regiones del Oeste, como Galitzia, pertenecieron al imperio Austro-Húngaro. Por cierto, lo de Galitzia, tiene su chiste. Un diario francés, hablando de Manu Chao, gallego de Galicia, dijo que era originario de una región al oeste de Ucrania.

Pero bueno, ya para acabar os diré que vuestro amado bloguero (insisto, que si no soy yo, que ni me lo digáis) recalaba con frecuencia en el Hotel Dnipro en Kiev, que, según parece ha sufrido bastante en las movidas de las últimas semanas, cosa que no es de extrañar, porque está a medio camino entre la Plaza de la Independencia (que ahora llaman "euro Maidan") y el Parlamento. En mis tiempos, era un buen hotel. Lo único que había que tener cuidado es que no te dieran una habitación de las que miran al frente, porque el ruido de los coches en la calle adoquinada te podía tener toda la noche en vela. Eso sí, en el Bar había siempre bellas señoritas dispuestas a hacerte interesantes proposiciones por un módico precio. Una vez, una colega alemana que iba con mi grupo y que parecía más bien un saco de patatas, se escandalizó al saber que todas esas nenas eran de pago. La pobre me dijo: -"¡qué horror y si voy yo sola al bar pensarán que soy una de esas y me harán proposiciones!". No creo que corriera ningún riesgo. Claro, que hay gente pa tó.




Si las cosas se calman en Kiev y os váis a dar una vuelta por allí, ya os dije donde se compra caviar. Si vais en verano, no dejéis de ir a tomar una cervezota a la orilla del Dniéper, que está muy agradable:





Y nada más. Si os interesa la historia de la Kievan Rus, podéis encontrar más detalles en este libro:




Besazos, que ya estuvo suave.

24 commentaires:

  1. Interesante viaje por Kiev y la historia. La verdad que da un poco de repeluz que un héroe nacional se haya dedicado a perseguir judíos. Parte de los que encabezan las protestas son del partido neo nazi Svoboda. Sin duda, es doloroso ver este tipo de procesos tan violentos y devastadores que no sabemos hasta cuándo se perpetuarán. Así que la visita a Kiev, la tendremos pendiente para cuando se calmen las aguas, tengo una conocida ucraniana que vive allí, en Kiev.
    Me alegra que hayas vuelto

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Sí, la verdad, algunos héroes nacionales hay que cogerlos con pinzas. La historia, en muchos casos se ha escrito con sangre y raro es el país que se libre de eso, hasta los papas ejecutaban alegremente herejes, disidentes o sabios que no les caían bien.
      Y lo de los judíos es un tema recurrente. El otro día ví en la BBC una entrevista a uno de los cachorros de Svoboda en Kiev, que decía que la culpa de todo la tienen los rusos y... los judíos.
      Triste.
      Saluditos Claudia

      Supprimer
  2. Amado bloguero, :) siento mucho que hayas estado enfermo y espero que te vayas recuperando a toda pastilla, nunca mejor dicho, jaja.
    Escribas lo que escribas siempre se me hace muy ameno leerte.
    A veces me pregunto ¿por qué la historia de Europa, de lado a lado, ha sido y es tan convulsa? Y la única respuesta que encuentro es que tiene que ser por motivos económicos. Porque no creo yo que los europeos seamos diferentes a otros pueblos. Y en todo caso si algo nos diferencia es la ambición. En un documental de la BBC decía que éramos terriblemente competitivos.
    El caso es que la terrible guerra anda siempre sobrevolando nuestras cabezas, porque ya sabemos con qué rapidez se extiende el fuego. Y los putos made in USA como siempre metidos en cuánto conflicto hay en el mundo, ofreciendo armas y dinero en pro de la "democracia".
    Los judios siempre alrededor del dinero con la de problemas que crea, jeje
    Los rusos igual, un pueblo que nada en sangre propia y ajena.
    Soy ignorante de la historia de los publos eslavos, el tiempo no es tan largo como parece y hay que seleccionar en dónde lo gastamos, pero estos días viendo el conflicto que se armó en Ucrania me pregunté ¿cuál sería la respuesta de USA si Rusía creara conflictos mismo en sus fronteras?
    ¿alguien se acuerda de Cuba?
    No nombro a la UE porque es la sombra de USA. Y esta visto que ya no pintan nada ni tan siquiera en la propia Europa.
    Sorokin, me alegro mucho de tu vuelta, :)

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Hola Ohma

      Efectivamente, ya me recupero "a toda pastilla", como bien dices, gracias.

      En cuanto a Europa, no creo que la violencia y la guerra sea un problema específico nuestro, creo que es un problema general en la especie humana. Los emperadores chinos destruían, conquistaban y hacían la guerra igual; los aztecas hacían la guerra para tener prisioneros... para comérselos. Y en cuanto a los grados de crueldad, para qué te voy a contar. Los tártaros no eran unos angelitos; empalaban a sus enemigos, asaban vivos a los niños, etc.
      Y es cierto, tienes razón, Europa es un protectorado de los EEUU. No en vano fueron ellos los que ganaron la guerra en 1945. La UE fue el primer intento de unir a Europa sin hacer la guerra, pero la avaricia de algunos estados la está torpedeando. Y yo creo que no son solo motivos económicos, tambien el ansia de poder y de dominio es un instinto irrefrenable.
      Un abrazo Ohma, me alegro que te alegres de mi vuelta :)

      Supprimer
    2. Muy de acuerdo contigo, sobre todo coincidimos en que quienes ganaron la guerra en 1945 cogieron a Europa por el cuello y desde aquella ahí sigue. La UE nos la vendieron como lo qué no es. Una pena!
      Ahhh y lo de Galitzia, sabía que existía. Por lo que tengo leído son nombres celtas.

      Supprimer
    3. Yo creo en Europa y creo que tenemos por delante una tarea titánica, que es, justamente corregir las deficiencias y los desvíos para conseguir que sea la Europa de todos, y no la de los bancos y los financieros. Ahí es nada el desafío.
      Lo de Galitzia, efectivamente debe ser celta. Al fin y al cabo los celtas eran originarios de centroeuropa y luego se desplazaron al oeste.

      Supprimer
  3. Interesante y ameno recorrido geopolítico, que nunca viene mal, sobre todo, por esta zona que resulta tan complicada de entender.

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Sí, Oteador, la zona es complicada porque es un batiburrillo de etnias y disputas territoriales. Luego, cuando vas "sur place" te das cuenta que las gentes son como nosotros, tienen sus ambiciones, sus problemas, sus historietas. Yo me sentía a gusto, tanto en Ucrania como en Rusia. Una lástima que las cosas se enreden.

      Supprimer
  4. Monsieur chapeau por su post, lo leí ayer y lo he vuelto a leer hoy, pues tiene tanta información que procesar que hay que hacerlo con detenimiento y tino. Muy agradecida de acercarnos este trozo geográfico e histórico del mundo, me ha dejado perpleja en el buen sentido.

    Mis respetos

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Mucho me alegro, Madame, que le haya parecido interesante el post. Hay que agradecer a Leonardo Padura el que me haya dado la idea con su novela, oporque sin ese acicate, posiblemente no se me hubiera ocurrido escribirlo. Y eso, a pesar de que sigo la situación en Ucrania desde el comienzo de los follones. Al principio, con curiosidad, después con inquietud y ahora, francamente, con nervios. Y lo siento un montón, porque como le he dicho al Oteador, me sentía igual de bien en Kiev que en Moscú. Una lástima que los nacionalismos radicales vengan a romper la convivencia de gentes tan próximas entre sí.

      Un abrazo, Madame

      Supprimer
  5. Espero que se halle ya usted recuperado de sea lo que fuera que le pasara. Las estancias en los hospitales, por muy amables que sean las enfermeras y los médicos y muchas visitas que uno tenga no son el mejor destino del mundo. Espero de verdad que no sea grave. No conocía la historia de esos judíos que tuvieron que volver a Europa, me parece muy interesante, así que, aunque me da un poco de miedo eso de que se concentre tanto en los detalles. La de Kiev es una ciudad que me apunto para cuando se calmen un poco los ánimos.

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Muchas gracias Dorothy por tus buenos deseos. Sí, los hospitales, a pesar de esos fabulosos manjares con los que nos deleitan a las horas de las comidas (que en Bélgica son inimaginables -por ejemplo, la cena la traían a las 17h30-), no acaban de ser tan maravillosos como uno pudiera esperar viendo las series de TV gringas.
      El libro de Padura es muy interesante, aunque para mi gusto, al capítulo de 1643 le sobra la mitad. Hemingway decía que una historia tiene que ser como un iceberg: la mayor parte debe estar bajo el agua y la tiene que descubrir el lector. En fin, es una postura como otra cualquiera.
      Cuando vayas a Kiev, me lo dices y te doy unas buenas direcciones. Está mejor en verano, por supuesto. En invierno el riesgo es pegarse duras costaladas resbalando en la nieve.

      Supprimer
  6. Muy interesante lo que nos has contado ya que la mayoría de los que vivimos por estos lares no tenemos idea de qué pasó y pasa en esa región en conflicto. Sí sabemos que Rusia siempre fue enemiga de EEUU por lo tanto deseamos que a ninguno de los dos se le ocurra encender la primera chispa, que seguro tendrá consecuencias graves para el mundo.
    Saludos

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Hola Norma2, gracias por la visita y el comentario. Con todas las tensiones que hay en la zona, estoy convencido que no va a llegar la sangre al río (más de la que ha habido, quiero decir), porque no le interesa a nadi. Putin se va a retener, a pesar de lo que le gusta mantener una especie de "guerra fría 2", sobre todo para dar una impresión de poder que Rusia ya no tiene. Europa, por otro lado, depende del gas ruso y a EEUU, escarmentado de los líos de Afganistán e Irak, tampoco le interesa.
      Saludos

      Supprimer
  7. Qué interesante, yo no conozco nada de nada de Europa del Este, algún día iré. Aunque el viaje a Ucrania, ahora mismo, como que tendrá que esperar.
    Qué grande lo de venirse al blog llorado, de todas formas, ¡ánimo con la convalecencia!

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. La verdad, es que si no hubiera tenido que ir por el curro, a lo mejor no se me hubiera ocurrido ir a Kiev. Sí he ido por puro turismo a Praga y Budapest, pero si se entera Kundera que las pongo en Europa del Este, me cruje. Como le dijo a Carlos Fuentes. "¿pero, tú has mirado el mapa de Europa?, Praga es el mero centro".
      Gracias por tus ánimos, Esti

      Supprimer
  8. Bella ciudad, la disfruté... y el caviar también. ¡Que te mejores pronto! :)

    RépondreSupprimer
  9. Hola!! tu site está muy bueno, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de turismo, por mi parte te pediría un enlace hacia mi web de pasajes aereos y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu sitio web.
    karivelezs@gmail.com

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Hola Kari. Gracias por tu interés. No hay ningún problema si quieres listar mi blog entre los blogs que sigues públicamente. Ya he visitado el tuyo y voy a incluirlo también en mi lista.

      Saludos

      Supprimer
  10. Reino de Polonia, Gran Ducado de Lituania... ay, qué ignorante me he sentido leyendo tu post y qué poquita idea de historia de aquello que está más allá Alemania tenemos. Yo, al menos.
    Me han entrado ganas de conocer Ucrania, me apunto tus recomendaciones porque sé que algún día todo se solucionará y podremos ir. Confiemos.

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. No te inquietes, esti, nos pasa a todos lo mismo. Los españoles, por tradición histórica, estamos más volcados hacia el Oeste, más allá del mar tenebroso ¿Quien no tiene un tío, un pariente, un amigo en México o en Argentina?. Por eso, cuando yo empecé a currar con los países del Este, tuve que partir de cero.

      Supprimer
  11. http://adictamente.blogspot.com.ar/2012/07/curiosos-monumentos-los-gatos-alrededor.html

    RépondreSupprimer
    Réponses
    1. Muy bueno, muchas gracias por la información. Nunca hubiera pensado que había tantos monumentos gatunos por el mundo.

      Supprimer