vendredi 8 juillet 2011

El Ommegang, el olvido de Sorokin y un excelente restaurante para terminar.



Queridos amigotes, amiguetes, amiguetas y amigotas. Voy a contaros lo que me pasó ayer, primer viernes de Julio, San Fermín (aunque eso no tenga nada que ver con el caso que paso a relatar, y vale ya de exordios). Hallábame yo disfrutando de merecido descanso en mi sofá a eso de las ocho, pensando en el terrible dilema de cuál de las cervezotas que tengo en mi nevera iba a hacer descender por mi gañote, cuando me llama una amiga: "A ver, pendejillo (no dijo eso, es una traducción libre de lo que me dijo en francés) ¿se te ha olvidado que hoy es el Ommegang y que a las nueve empieza el espectáculo en la Grande Place?"

Merde!, dije yo, pues es verdad, así es que cogí el coche, me fuí a buscarla y nos precipitamos como enloquecidos en los alrededores de la plaza. Con tantas prisas... me olvidé mi cámara de fotos. Horror, un año esperando para eso...

Pero antes de continuar, voy a hacer una pausa publicitaria para explicaros eso del "Ommegang", que luego si no, me decís que no explico las cosas, que soy un autista, un aburrido, etc. El Ommegang se celebra en Bruselas todos los años para rememorar la recepción que le hizo toda la ciudad en 1549 a Carlos V. Sí, Carlos V, nuestro Carlos I de España y V de Alemania, como se decía en la escuela. Como todos sabéis, el colega Carlos (es que yo me he decidio a tenerle confianza, que total no se va a enfadar a estas alturas) nació en Gante, hijo de Felipe el Hermoso y Juana la Loca, nieto pues de SSMM Los Reyes (que, no, que no son los Magos) Católicos. Llegó a España en 1517 para tomar posesión de sus reinos. Aparte de armar un montón de guerras por Europa, le gustaba su tierra, qué diablos, y quiérase o no se quiera, su tierra era ésta: Flandes, no Castilla. Total, que, como digo, vino a Bruselas en 1549 acompañado de su hijo Felipe (sí, ese, el II), su mujer y una corte de gentes (cortesanos, claro). La recepción en Bruselas fué tan impresionante, que se sigue celebrando todos los años el primer viernes de Julio.

El evento tiene lugar en lo que los belgas llaman "La plaza más bella del mundo". No les voy a discutir el título. Tal vez el Zócalo de México, la plaza roja de Moscú o la plaza mayor de Salamanca podrían hacerle sombra, pero a distancia.



Volviendo a mi horrible olvido, me encontré sin cámara de fotos en medio de un espectáculo único... pero ¡tate! tenía mi telefonino a mano, así es que, queridos amiguetes, me perdonaréis la calidad de las imágenes, pero mi humilde aparatejo me sacó del follón, y, malas y todo, son fotos... e incluso, vídeos, como el que sigue:


video

Lamentable, de una calidad por debajo de todo lo permisible y tolerable, pero, ea, es como los hijos: te salen tontos, pero tú los quieres. Qué le vamos a hacer. Es humano.

Menos mal, que una vez terminada la fiesta, fuimos a calmar nuestro apetito a un restaurante que está al lado de la Plaza, y que os recomiendo con fervor: "La Roue d'Or". Cocina belga, pero bastante más ligera de lo que es habitual, con algunos platos que son la cima de su clase en Bruselas, como el filete de lubina sobre lecho de ensalada o las vieiras revueltas con setas y salsa de mantequilla y limón. Les hice fotos, pero esas sí, mejor no las enseño. Las de los muros del restaurante, decorado con pinturas de Magritte sí me voy a aventurar a ponerlas aquí aunque me llaméis de todo:






Y, para terminar, como homenaje al héroe de la tarde, aquí va su foto



Y nada más por hoy, amigos. Un besazo

20 commentaires:

  1. Un buen homenaje a Bruxelas
    Gracias
    Jesús

    RépondreSupprimer
  2. Ah, qué bien, la verdad que el telefonito te salvó el post, qué boninta fiesta, a mí me ecantan estas cosas, los disfrasces currados la pompa como teatro.
    Y ese restaurante, qué bien has descrito ese pescadito ene sa cama de vieras, se me ha hecho la boca agua.
    Saludos

    (a mí también me salvó el mío en un par de restaurantes en París, a ver si cuelan)

    RépondreSupprimer
  3. Hola Sorokin:

    Pues gracias por el reportaje, pero sobre todo por la información.

    No deja de impresionarme el que casi 500 años después celebren esa visita, y lo hagan en forma popular, usando atuendos y la liturgia correspondiente.

    Y, sea como sea, lo cierto es que la cámara del teléfono te apoya bastante en el relato. Según yo el problema de esas cámaras es que son más para luz de día y menos movimiento.

    Lo que si te pediré, para cuando quieras, son fotos de esa plaza que, según sé, es realmente bellísima. Quizás ya las has presentado, en ese caso nada más dime la fecha aproximada y voy y busco.

    Concuerdo con Claudia en que la descripción de los platillos hace que uno salive bastante (bueno, en mis palabras, ella es más elegante).

    Saludos

    RRS

    RépondreSupprimer
  4. Hola Claudia

    Estoy ansioso por ver como quedan tus posts sobre París con tu telefonino. Estoy seguro que mucho mejor que el mío, pero la verdad es que me salvó la tarde. Como rezaba la publicidad en los años 30 del siglo XX: "Vacaciones sin Kodak, son vacaciones perdidas". Pues esto es igual, "Ommegang sin imágenes es puro recuerdo vacío", que podríamos decir.

    Saludos

    RépondreSupprimer
  5. Hola Xerófilo

    Tienes razón, estos trastos telefónicos funcionan mejor a plena luz del día y en fotos estáticas, pero la verdad es que no están hechos para esto.

    Lo de celebrar la llegada de Carlos V quinientos años después, tiene su gracia. Esta gente, considera al emperador Carlos (Kaizer Karel) como suyo. El hecho de que se fuera a ser Rey de España también, bueno, pues quiere decir (para ellos) que España pasó a ser parte de Flandes, y no al revés. En realidad, todo el oro y la plata que los conquistadores (y eso lo saben ustedes bien) sacaron de América, no paraba en España: iba acto seguido a los bolsillos de los banqueros flamencos para financiar las guerras europeas del amigo Carlos.

    De la Grande Place, no he publicado fotos, pero puedes ver bastantes en:

    http://www.flickr.com/search/?q=grande%20place%20bruxelles


    Un saludo

    RépondreSupprimer
  6. Sorokin: Me pregunto a menudo, en tus salutaciones, en qué categoría de tus amiguetas, amigotas, lectoras... y otra fauna, debo encuadrarme.
    A mi, al contrario que a Claudia, estos gentíos no me gustan nada, huyo de eventos en los que la gente se arremolina sea para ver desfiles, procesiones o para tomar copas, que también hay gentío para eso. Vivo en Alicante que en verano, es un mogollón de gente en todos lados: bares, tiendas, playas, paseos, todo, todo, todo.
    En fin, que me encanta Internet porque una se entera de cosas como estas, a saber: la celebración por allá del recibimiento de Carlos V. Si no fuera por ti, de dónde iba yo a sentir siquiera curiosidad por un hecho que desconocía, así que bueno, ya aprender algo es cosa guay, pero de estar allí, no estoy segura de apuntarme más que un año, para ver de qué va y prou, lo de los moros y cristianos por estos lares, ya han hecho mella en mí.
    En cualquier caso y resumiendo (¡dios! cada vez me cuesta más resumir y tengo que mirármelo),
    que es un placer leer esta cultura de tu diario, nada aburrido.
    Un abrazo.

    RépondreSupprimer
  7. Hola Viena.

    Tu pregunta es totalmente justa. Todos nos preguntamos ¿qué somos? ¿cuál es nuestro papel en la vida y tal?. En mi adolescencia, las nenas me decían eso de ... "eres un amigo, pero no te quiero, etc" y esas cosas que todos hemos sufrido.

    Bien, pues te diré: sois todos mis amigos. Lo de las subclasificaciones sólo aplica en ciertos casos. "Pogemplo" (como decía una profe gallega que tuve yo):

    * Amigote/a es aquél/la con el que uno se ha pillado unas buenas cogorzas al salir de clase o del trabajo, jugado (y perdido) al mús, etc..

    * Amiguete/a, en cambio es un concepto más ligero, dícese de aquél/la con el que hay una relación más bien superficial, pero sin duda amable. Uno puede sentirse muy bien con un amiguete/a. No es un concepto peyorativo

    Ello quiere decir que, es verdad, debería empezar el introito, invocando primero a los amigos y luego a las subclases citadas.

    Pero en fin, ahí le vamos. Y ciertamente, lo de los moros y cristianos, yo no lo soporto, pero es otro rollo: ¡hala!, tirando petardos y eso. Además, no es lo mismo que Alfons II el Batallador conquiste el castillo de Alcoy, que que Carlos V domine el mundo entero.

    En fin, aquí, un amigo: Sorokin.

    Un abrazo

    RépondreSupprimer
  8. Ah, qué divertida (y puntual) la disertación lingüística acerca de los amigos y de aglomeraciones callejeras-
    Saludos

    RépondreSupprimer
  9. Pues ahí va amigo Sorokin ¿hay alguna posibilidad de poderle a usted escribir un correo?
    Yo tengo mi dirección en mi blog, así que si me envías unas letricas mismo, ya puedo tener yo tu correo y escribirte. Ná, un secretito que quiero contarte. Jajaja.
    Un abrazo.

    RépondreSupprimer
  10. Hola Claudia

    Pues todavía me dejo varias categorías de amigos, como "amigachos" y "amiguitos", pero esos los haré otro día ;-)

    RépondreSupprimer
  11. Hecho, Viena. Ahora mesmito te voy a enviar un correo.

    RépondreSupprimer
  12. Cuanto tiempo eh? me alegra pasar y ver que tus relatos no pierden ni un ápice de interés aunque creo que vendré mas a menudo porqué si no me hipotecas la tarde jejeje.
    Que decir de la fiesta? totalmente de acuerdo en que la Grand Place es bellísima, ¿la más? no se , tampoco he visto tantas pero laplaza de mi pueblo es muy mona con abueletes incluidos al fresco de los plátanos, te recomiendo una visita al Priorat, te puedo asegurar que catarás algunos de los mejores vinos del mundo.
    En cuanto al restaurante, joder! ( son las 21:00 y no estamos en horario infantil) me quedé con las ganas por eso de los precios, la fiesta tiene que ser lo mas , se aprecia en las " fotos" pero tranquilo, el selular a todos nos ha sacado de alguna , yo a las fallas me llevé la cámara con la batería casi descargada, hice alguna foto pero el resto del trabajo lo hizo él teléfono .
    Como me paso poco pues aprovecho para enrollarme largo y tendido hoy que decidí visitar a los amigos blogueros , y como llevo una hora como te dije metida en tu blog lo leí todo.
    Curiosidades, yo comía cacahuetes de la mata, mi padre los sembraba y cuando los arrancaba los comíamos antes de tostarlos, a mi me sabían a alubia tierna cruda, están bien,diferentes.
    Me encanta Blue Velvet , la primera vez que la vi dije, quiero ser como la Isabella y retorcer el cuello como ella , sepas que no lo he conseguido a lo mas me pongo a Bobby Vinton y me dejo caer en el sofá .
    La acuarela bellísima , pero la escultura que me recuerda a a la Venus de Wilendorf me encanta, entiendes porqué no logré retorcer el cuello como la Rossellini?¿ y que más te digo?, creo que debo cortar el rollo no? porqué ya puesta podía haber escrito un post, pero así me perdonarás por venir de.....digamos mucho en mucho , pero muy aprovechadito eh....
    bueno amigo , un abrazo y tu cuenta cuenta .
    mai

    RépondreSupprimer
  13. Querido Monsieur Sorokin, el otro día en la página de Facebook de turismo en Flandes, de la que soy seguidora, anunciaron justo el Ommegang y fíjese que yo me dije ¿estará a tanto Don Sorokin...? Pero cómo pude tener duda alguna! No sólo lo sabía sino que nos ha hecho gran crónica para que lo vivamos en primera persona como si estuviéramos allí.

    Por cierto, se deja atrás una categoría, "amiguetillos"... muy importante :-)

    RépondreSupprimer
  14. Hola Mai,

    Es un gusto verte de nuevo por aquí, aunque vengas de tarde en tarde. Bienvenida al mundo de los aburridos. Me encanta el comentario que me has hecho, porque tiene jugo y contenido.

    Estoy seguro, como dices, que la plaza de tu pueblo, con plátanos y abueletes, debe ser magnífica, pero es que no le hacéis publicidad por el mundo mundial... ¿así cómo quieres que entre en la lista de las mejores plazas del mundo? En cambio, el vino del Priorato sí es más conocido.

    Los cacahuetes crudos, es cierto, saben como las habas tiernas, e Isabella Rosellini tuerce el cuello muy bien. También canta.

    ¿Te pareció caro "La Roue d'Or"? pues no veas, como se las gastan otros restaurantes de la zona. Yo, para bajar el nivel de la nota, siempre pido (en todos), el vino del patrón, porque si no, por una botella te fulminan el monedero.

    Bueno, ven cuando quieras por el blog, y comenta todo lo que quieras, faltaría más.

    UN beso.

    RépondreSupprimer
  15. Buenos días, Madame Delikat. Pues estuve a punto de perdérmelo, menos mal que me sacaron de mi letargo a tiempo. ¿El turismo de Flandes lo considera cosa suya? Pues este año, para darles en el morro, por primera vez han venido los "gilles" de Binche, ese alborotador grupo valón que baila bajo enormes gorros de plumas de cisne y haciendo un ruido de mil diablos. A la una de la mañana estaban armando un follón monstruo por la plaza de la Bolsa (y el festejo se había terminado hacía dos horas). Aaaay, estos valones...

    Anoto lo de "amiguetillos", aunque no me sé bien la definición, suena muy bien.

    Un abrazo

    RépondreSupprimer
  16. Sorokin, tu móvil aun es de primera o segunda generación y tiene vídeo. El mío no es ni de cuarta generación. No me dan por él ni cinco euros, yo creo que las compañías me pagarían con tal de cambiármelo. Pero claro, es que aquí una saca partido de las nuevas tecnologías de otros jijiji, de otros que tiene más a mano, como mi humilde marido al que le tengo medio robado su iphone: "déjamelo para hacer fotitos, déjamelo para buscar esto, déjamelo para.."
    Bueno al margen de esto, qué pena que no nos enseñes esas fotos aunque sean malas, esos platos tienen muy buena pinta ya sólo por el nombre.
    Por cierto, ¡la primavera se acabó! ¡dónde está la cabecera estivalera?!?!

    un abrazo

    RépondreSupprimer
  17. Hokla Arantxi. M'has pillao. ¡Yo que estaba arrastrando los pies esperando que lo de la carátula de Primavera pasara desapercibida! :-)

    Bueno, me pondré a la labor esta tarde, pero la verdad es que lo que está haciendo en Bruselas, parece más bien el Otoño.

    Un abrazo

    RépondreSupprimer
  18. Hola querido amigote, ¿porque yo soy tu amigota, verdad?
    Pues mira, de entrada me quedé con ganas de estar contigo más bien, en tu casa viendo tu refrigerador y ver la cantidad de manjares belgas (léase cervezas) que has de tener por ahí.
    Y en cuanto a las fotos del celular, yo cuando recién compré mi celular me encantaba las fotos que tomaba, muchas las ponía en mi blog, pero desde hace más de 3 años las fotos que saca ya no son buenas, demasiado oscuras y con una tonalidad como si estuviera abajo de una lona de tianguias color roja.
    ME hacer reir a menudo con tus chistorestes amigote.
    Aunque pensándolo bien creo que no es bueno que yo y tú seamos amigotes. ¿Ves? se oye muy guarro, jaja, como dicen por allá. O como dice la gente por acá: Sí, se va con sus amigotes y me deja sólo. Jaja. O bien: Mira, anda con su amigota. jajaja.

    Bueno pero amiguito se me hace muy ridículo. Aunque los mexicanos usamos tantos diminutivos yo no los acostumbro, se oye tan ñoño.

    Un abrazo ya, Sorokin.

    RépondreSupprimer
  19. Hola Carmen

    Como le dije a Viena, todos ustedes son mis amigos, no es que me disgustaría tenerlos como amigotes o amiguitos, pero como tú dices suena un poco feo. Con los amigotes hay que irse a la cantina a liquidar varias "Bohemias" de una sentada mientras cantamos que "un viejo amooooor ni se olvida ni se deja", etc, etc

    Lo de "amiguita" también suena un poco así: "ese güey tiene una amiguita" (sonrisitas culpables). Así que tal vez tengamos que inventar un término nuevo. "Ciberamigos" suena demasiado técnico... ¿"amigos electrónicos"?, abreviado en "amigónigos", por ejemplo... Bueno, quedo a la espera de sugerencias.

    Un abrazo

    RépondreSupprimer