dimanche 24 janvier 2010

Hubert Reeves y el planeta azul



"La Tierra, planeta azul, en el que astrónomos entusiastas captan la luz de estrellas en los confines del espacio.

La Tierra, planeta azul, en el que un cosmonauta, desde la ventana de su nave, enumera los continentes de las geografías de su niñez.

La Tierra, planeta azul, en el que un dictador celebra la Navidad en familia, mientras que millares de cuerpos arden en los hornos crematorios.

La Tierra, planeta azul, en el que, descolgándose con estruendo del casquete polar, un iceberg azulado comienza su largo periplo oceánico.

La Tierra, planeta azul, en el que dieciséis familias han acumulado más riquezas que cuarentayocho paises pobres.

...."

Hubert Reeves: "La Tierra, planeta azul", introducción a su libro "Chroniques du ciel et de la vie". La traducción es mía, así como la selección de los versículos (hay más). Echadme la culpa si no os gusta.

Bueno, queridos lectores, no sé si conocéis a Hubert Reeves. Reeves es un divulgador científico, pero al mismo tiempo es un ecologista convencido. Podéis estar de acuerdo o no con lo que dice, pero al menos es interesante conocerlo porque los temas que trata están a la orden del día, sobre todo después del fiasco de Copenhague. Desde luego, para leerlo no es necesario comulgar con todos sus postulados (por ejemplo, a mí lo del vegetarianismo no me acaba de calar. Oyesss, un buen jamoncito de Jabugo es algo que te eleva a una categoría anímica superior). Pero, insisto, vale la pena leerlo. Además, es ameno, conciso y fácil de leer. Yo acabo de terminar "Chroniques du ciel et de la vie", Editions du Seuil. Antes había leído "Crónicas de los átomos y de las galaxias", en español, en el libro de bolsillo de Alianza Editorial.

Si no os gusta podéis criticarme, cosa que presta un montón, como dicen en Asturias.

El diaporama que os pongo a continuación está un poco traido por los pelánganos, pero en fin, ahí va. Las fotos son sorokinescas. No os digo de quién es la música, así podéis adivinarlo. Eso sí el autor no pertenece a la SGAE, tranquilo, Ramoncín.





video

vendredi 15 janvier 2010

A garota de Ipanema



Anoche, queridos amigos, se me apareció en sueños el arcángel San Miguel. Bueno, en realidad, no sé si era el arcángel San Miguel o el espíritu de Doña Emilia Pardo Bazán. Es que yo, en sueños, soy un poco corto de vista. Además, no sueño en colores, joroba. Me han dicho que eso es muy malo y que denota no sé qué maldad de espíritu, o del intestino grueso, o algo así. Pero que no, que no sueño en colores. En fin, fuere quien fuere mi aparición me dijo con voz tronante: "SOOOROOOOKIN, tienes a tu público abandonado, no les cuentas nada desde hace la tira de tieeeempo". Me disculpé como pude: "perdón, Doña Emilia, o Don Miguel, o quien sea,.... es que soy un despistado, me distraigo... ayer sin ir más lejos puse la cafetera y se me olvidó cambiar el café del día anterior, o sea que bebí recuelo, eso sí, con leche". Pero bueno el caso es que la aparición tenía razón, así que voy a tratar de remediarlo, amigotes.

Os voy a contar lo de la Garota de Ipanema. Ya sé, es una canción, claro, pero además es un bar de lo más chulo en Ipanema. Ipanema es lo más "chic" de Rio. Está al lado de Copacabana, pero se nota enseguida la diferencia: en Ipanema hay más pasta (lana, cuartos, dinero) y mejores sitios para tomar una copa y cenar, etc.. "A Garota de Ipanema" es un sitio donde se supone que calmaban su sed Tom Jobim y Vinicius de Moraes, o por lo menos, se llama así en honor a su famosa canción.




Comer, lo que se dice comer, pues no es que se coma especialmente bien, pero tiene ambientillo. Y bueno, mi colega Frank tuvo que dar la nota otra vez. Pidió una pizza. El camarero le dijo "pequena", pero Frank, indignado respondió "No, a big one". Total, que con toda su humanidad no se la pudo acabar:



La sorna del camarero y la sonrisa de conejo de Frank cuando devolvió media pizza no se pueden describir. Pero, ea, eso son cosas que pasan. Nosotros creímos -o alguien nos dijo- que había música en directo. El día que fuimos, la música (y los bailes) estaban en la calle, no en el bar. Como teníamos una mesa al lado de la calle nos vimos unas capoeiras de lo más fino. Podéis ver en el vídeo que los artistas tiene que disputarse el sitio con coches, autobuses y gente que pasa. Pero nadie se altera.


video

lundi 4 janvier 2010

Luto en Rio



Favela Morro de Cantagalo, Rio de Janeiro



Queridos amigos, me he enterado que ha habido casi un centenar de muertos en el estado de Rio de Janeiro a causa de las lluvias. Unos en Angra dos Reis, sepultados por un corrimiento de tierras; otros en las favelas de Rio. En esas circunstancias, abandono el espíritu jocoso y "nonchalant" de este blog para manifestar mis condolencias a las familias de las víctimas. Es fácil culpar a la naturaleza de estos desastres, pero quien haya visto las favelas de Rio (desde lejos, que no me voy a tirar pegotes. La foto de la favela de Cantagalo está tomada desde el hotel, en Copacabana), se da cuenta que están expuestas a cualquier percance, tan frágiles, construidas con materiales de chichinabo en las faldas de la montaña.

He borrado consecuentemente mi post anterior, ya que me ha parecido una frivolidad en esta situación.