lundi 8 février 2010

La triste historia de Fuencisla, la mosca infiel



"Una mosca muy cristiana,
católica apostólica romana,
se comió a un elefante,
que de religión era protestante.
Moraleja: Hay que ver las tragaderas
de algunos católicos de veras"

(Cancioncilla popular)

La historia me la contó un amigo. Estábamos sentados en un restaurante de Sofia dando buena cuenta de dos ensaladas Chopska(1) bien regadas con Moskatova Rakya, como mandan los cánones. La conversación iba de un lado para otro, como sucede cuando la gente tiene ganas de hablar y contar cosas. Hablando de libracos, salió Vercors y su libro "les animaux dénaturés", con lo cual y, como es lógico, se planteó el tema de si los animales tienen alma. Interesante tema, viejo de varios siglos.

Mi amigo, apurando la segunda copa de rakya, me dijo: Ecoute! (es un vicio de los franceses, siempre les da por hablar en su lengua, pero traduzco al español a partir de este punto), un día, hurgando en una librería de viejo en el Grund de Luxemburgo(2) encontré un volumen encuadernado en piel de becerro y escrito en caracteres rúnicos, muy chulo el libro. Lo abrí, y de su interior se deslizó un pergamino también escrito en los mismos signos. Lo compré y me lo llevé a casa. Como sabes, soy un experto en rúnico, así es que lo leí con atención. Y esto es lo que relataba:

"Soy Snorri Gustafson, hijo de Gustaf Snorrison. Escribo esto para descargar mi alma de culpa y que el altísimo me perdone. Soy farero. Vivo solo en el faro de X... desde hace años, con la única compañía del viento y las tormentas. Sólo me traje un libro: "la sombra del viento", de Carlos Ruiz Zafón(3), pero no hay dios que lo aguante, lo he leído una vez y por poco me da un pataflús de puro asco. En la radio, a veces consigo oir alguna canción de Georgie Dann, pero tampoco me da ningun gusto. Un día, ella vino, volando hacia mí, mientras yo lavaba mi escudilla de peltre. Vino con un buzzz amigable. Se posó en mi mano. La miré. Me miró. Nos comprendimos, ella también estaba sola. Desde entonces, Fuencisla -que ese era su nombre- y yo, vivimos una historia de amor. Yo era feliz, y ella -creo- tambien. Pero un dia, sucedió algo terrible. Me levanté tras una noche de tormenta y ella no estaba. Inquieto, fuí a la cocina y ¡oh, Dios bendito y misericordioso! la vi, la vi, acoplada con un macho de su especie... el horror me invadió, los celos, el odio, no pude sopreponerme... cogí el atizáculo(4)..."

Ahí, me dijo mi amigo, se acaba el relato del pergamino, pero intrigado, busqué en las hemerotecas y, al fin, encontré una reseña de un suceso acaecido en el faro de X... hace muchos años. Ante el silencio del farero, se desplazó un equipo de búsqueda y encontraron un cadáver con una pala matamoscas en la mano. Lo increíble es que por la posición de la misma, diríase que se había suicidado a golpes de pala...

Como podéis imaginar, amigotes, no me creí una palabra de lo que contaba mi amigo, así que pedimos una botella de Mavrud tinto y nos olvidamos del caso.

Notas:

(1) : Chopska, ensalada típica de Sofia con tomate, pepino todo cortado en daditos y cubierto de queso rallado fresco.
(2) : Claramente, una trola. En el Grund de Luxemburgo hay un montón de bares, pero no he visto ni una sola librería.
(3) : Inconsistencia temporal, "la sombra del viento" es ciertamente un bodrio, pero no estaba publicada en el tiempo al que se refiere el pergamino.
(4) : Atizáculo: pala matamoscas

13 commentaires:

  1. Qué gran historia Monsieur Sorokin :-) cómo echaba de menos estos relatos, es para llevarlo a la gran pantalla! Lo que no sé yo es quien podría interpretar a Fuencisla...que depravada.

    RépondreSupprimer
  2. Ummmm ¿Qué tal Belén Esteban con unas alitas de tul? ;-)

    RépondreSupprimer
  3. Ah, me ha encantado la historia, y me he reído a carcajadas con La sombra del viento... y mira que soy disciplianada tanto para los libros como para las pelis... lo intenté leer y lode jé en la página 20 de puro aburrimiento...

    Y la propuesta de Belén Esteban, no sé, yo me imagino a Fuencisla como la propia"mosquita muerta", calladita y disctreta, creo que la Esteban no encajaría mucho en esa idea, jaja.

    RépondreSupprimer
  4. lo mismo digo! No sé yo si Belen daría el callo... quizás Andreita, así más menudita, que no hay Dios que le haya visto la cara a la niña... Habrá que estudiarlo.

    Monsieur Sorokin, ¿cómo lleva el regreso de los lostis y el consiguiente estrenazo de hoy? Yo estoy que no vivo. Me he negado a ver spoilers y cualquier cosa que me dé pistas, quiero llegar inmaculada y pura.

    RépondreSupprimer
  5. Vale, mesdames, me rindo, quitamos a Belén Esteban del casting. Yo lo decía más bien por el parecido físico, pero tenéis razón, pensaremos en otra alternativa.

    Y, Claudia, creo que tomaste la decisión adecuada con "La sombra del viento". La de acideces de estómago y accesos de mal humor que me hubiera evitado yo si la hubiera dejado en la página 20.

    ¿Vuelve "Lost" hoy? Voy a repasar el programa de todas las cadenas a ver donde la dan. Estos belgas son capaces de darla doblada en RTL, cosa que me repatea (Por un poner, a Kate la llaman "tâches de rougeur", con lo sonoro que queda "freckles" o, incluso, "pecosa").

    RépondreSupprimer
  6. Pues, me temo que a los sufridos habitantes de la capital de Europa nos van a dejar a dos velas. Por lo menos, las cadenas francófonas. Voy a ver si los holandeses o los alemanes la van a dar.

    RépondreSupprimer
  7. Madre mía, madre mía!!!!

    Metafísica cuántica! Esa es la clave :-), creo...

    RépondreSupprimer
  8. ¡Sape! ¡sape! no quiero saber nada, que no la dieron en la tele, pero me las he arreglado para hacerme con los dos primeros episodios. No voy a decir cómo, por si la Sinde. Ahora, me los paso a DivX, me bajo los subtítulos y ¡esta noche Lost!

    Y lo de la metafísica cuántica ya me lo estaba yo maliciando, con lo de moda que está. Si Schrödinger levantara la cabeza....

    RépondreSupprimer
  9. Acabo de leerte.
    Realmente triste, la historia. Pero qué bella!
    isabel

    RépondreSupprimer
  10. ¡Ay, Isabel!, es que la vida es triste. Me alegro que te haya gustado, anyway

    RépondreSupprimer
  11. Jajaja, pero en esta historia no se sabe muy bien quién es realmente la víctima si la mosca o el farero, ¿no? Yo diría que la mosca Fuencisla ;-) Por cierto, Fuencisla es el femenino de Fuencislao?? jajaja

    Oye y la ensalada esa, que rica no? Hace poco probamos unos pepinos pequeños pequeños (más bien diminutos en comparación con los normales) y estaban buenísimos con lo que me estoy imaginando esa ensalada con esos pepinos....ñam ñam.

    RépondreSupprimer
  12. Pues yo creo, Aranttxi, que ambos son víctimas de un destino cruel que acaba destruyendo una bella historia de amor.

    Ja ja, Fuencisla efectivamente podría ser el femenino de "Fuencislao", pero me temo que es un nombre típico de Segovia. ¿Querrá eso decir que la mosca venía de Segovia? Ahí queda eso para futuros investigadores y exegetas.

    Y la ensalada Chopska es una delicia, pero claro, en Bulgaria la hacen con tomates y pepinos de huerto que saben a tomate y a pepino. Yo he intentado reproducirla por aquí y me ha salido un churro. Ni los tomates saben a tomate ni los pepinos a pepino y en vez de queso fresco búlgaro la metí feta. Total, un fracaso. :-(

    RépondreSupprimer