dimanche 24 janvier 2010

Hubert Reeves y el planeta azul



"La Tierra, planeta azul, en el que astrónomos entusiastas captan la luz de estrellas en los confines del espacio.

La Tierra, planeta azul, en el que un cosmonauta, desde la ventana de su nave, enumera los continentes de las geografías de su niñez.

La Tierra, planeta azul, en el que un dictador celebra la Navidad en familia, mientras que millares de cuerpos arden en los hornos crematorios.

La Tierra, planeta azul, en el que, descolgándose con estruendo del casquete polar, un iceberg azulado comienza su largo periplo oceánico.

La Tierra, planeta azul, en el que dieciséis familias han acumulado más riquezas que cuarentayocho paises pobres.

...."

Hubert Reeves: "La Tierra, planeta azul", introducción a su libro "Chroniques du ciel et de la vie". La traducción es mía, así como la selección de los versículos (hay más). Echadme la culpa si no os gusta.

Bueno, queridos lectores, no sé si conocéis a Hubert Reeves. Reeves es un divulgador científico, pero al mismo tiempo es un ecologista convencido. Podéis estar de acuerdo o no con lo que dice, pero al menos es interesante conocerlo porque los temas que trata están a la orden del día, sobre todo después del fiasco de Copenhague. Desde luego, para leerlo no es necesario comulgar con todos sus postulados (por ejemplo, a mí lo del vegetarianismo no me acaba de calar. Oyesss, un buen jamoncito de Jabugo es algo que te eleva a una categoría anímica superior). Pero, insisto, vale la pena leerlo. Además, es ameno, conciso y fácil de leer. Yo acabo de terminar "Chroniques du ciel et de la vie", Editions du Seuil. Antes había leído "Crónicas de los átomos y de las galaxias", en español, en el libro de bolsillo de Alianza Editorial.

Si no os gusta podéis criticarme, cosa que presta un montón, como dicen en Asturias.

El diaporama que os pongo a continuación está un poco traido por los pelánganos, pero en fin, ahí va. Las fotos son sorokinescas. No os digo de quién es la música, así podéis adivinarlo. Eso sí el autor no pertenece a la SGAE, tranquilo, Ramoncín.





video

6 commentaires:

  1. Tiene un aire a Darwin este señor, no lo conocía Sr. Sorokin. Gracias por la recomendación y por recordarme lo rica que está una buena loncha de jamón.

    Las fotos son fantásticas, todo un diario de un NO aburrido.

    Y la música... Vamos a ver... es Youssou N'Dour????? Sería demasiado fácil...

    RépondreSupprimer
  2. Bingo, Madame Delikat. Efectivamente, tiene vuesa merced razón, Hubert Reeves se parece un montón a Darwin.

    Lo de que una loncha de jamón está rica, no tiene discusión.

    Por último, el músico no es Youssou N'Dour, es Cheikh Lô, pero vamos, es de su mismo rollo. Es senegalés y ha trabajado con N'Dour. Se ve, se siente que su estilo es el mismo.

    Madame Delikat, dix points. Ms Delicate, ten points.

    RépondreSupprimer
  3. Umh, no lo conocía y tu trabajo de traducción, nada mal, amigo Sorokin, por lo menos sonaba bonito.
    En cuanto vegetarianismo, me uno a tu postura, a ese jamoncito le añadiría otra cosa, el foie gras...

    Tomo nota aunque el tema científico me aburre mucho, pero puede ser un buen regalo para mi marido.

    RépondreSupprimer
  4. Aquí me tienes de vuelta querido , no me repito en cuanto al sr Reeves-Darwin y en cuanto a la música yalo desvelaste aunque erré pues creí que era Tiken Jah Fakoly.
    Me uno a ti en lo del vegetarianismo,soy un poco caníbal pero no está reñido con el ecologismo al menos eso creo yo.
    Fui y volví , Bruselas no es como la esperaba, pero me gustó, ese café que íbamos a tomar..... pues en cuanto llegué lo pensé pero no me funcionaban las ondas telepáticas por lo que la próxima probamos con el teléfono, no es tan sofis pero es un valor seguro.
    El libro , queda anotado , me apetece mucho liarme a criticar tu mal gusto aunque por lo poco que te conozco me da a pensar que no va a ser posible y no voy a poder mas que decirte chapeau.
    Un abrazo.

    RépondreSupprimer
  5. Hola Claudia. Desolé por mi retraso en contestar a tu comentario, pero he estado mas de una semana sin Internet.

    Ciertamente, ciertamente, un poco de foie gras de oca, extendido sobre una rebanadita de brioche un poco tostado y todavía caliente, puede producir efectos que se aproximan a los del jamón de bellota. Si lo riegas con una copa de Monbazillac (oye, y si te apetece un Sauternes, pues lo mismo, solo que el doble de precio), te puede llevar a insospechadas alturas.

    Eso sí, yo tengo una amiga que no es vegetariana, pero dice que sólo come carnes de animales que han tenido una vida feliz. Seguro que el pata negra en su dehesa se siente a sus anchas, en cambio no estoy tan seguro de que la oca lleve una vida tan placentera. Aunque, bien mirado, creo que las ceban con licores y tal. A lo mejor no es tan malo.

    Si a tu marido le gustan los temas de divulgación científica, le gustará Reeves. Sus libros están hechos deuna serie de crónicas cortas, de dos o tres páginas. A mí, la verdad me gustó más en el que habla de átomos y estrellas, agujeros negros, fondo oscuro de radiación, etc.

    RépondreSupprimer
  6. Mai, lo mismo digo, disculpa por el retraso en contestar. He estado sin Internet (manda narices cómo acabamos dependiendo de cosas que hace tan sólo diez años ni sospechábamos). Voy a hacerte una confesión terrible: no conozco a Tiken Fakoly, pero ahorita mismo como dicen mis cuatachos, voy a ponerme a buscarlo en Google.

    ¿Te esperabas otro Bruselas, más clásico como Brujas o más grande como Paris? Yo la encuentro una ciudad "vivible", sobre todo para trabajar. No tienes que pasar una hora en metro como en Londres o en Paris, hay teatros, cines, conciertos, bares y sobre todo muuuuchos restaurantes.

    Espero que no te haya decepcionado, en cualquier caso

    RépondreSupprimer