lundi 11 mai 2009

México (2) La pandemia


Dije el otro día que iba a escribir algo sobre la epidemia de gripe porcina. O gripe mexicana, como se la conoce por aquí. Nada mejor que copiaros tal cual, queridos amigos un correo que he recibido de México. Ojo: el que os lo copie aquí no quiere en ningún caso decir que esté de acuerdo con su contenido. Desconfío de las hipótesis conspiratorias. No creo ni con varias copas de vodka encima en la existencia de los siete sabios de Sión, el club de Bilderberg, los rosacruces, los templarios, las conspiraciones de la UEFA y otras conspiranoias. Creo que al personal le mola mazo todo eso porque así pueden echarle la culpa de todo lo que pasa a un poder en la sombra, encogerse de hombros y seguir sin hacer un pinche esfuerzo para cambiar lo que sea. Pero, en fin, para que veáis un poco por donde van las polémicas al otro lado de atlántico, os copio el mensaje, un tanto atarantado y confuso. Tal vez lo haya escrito algún discípulo de los real visceralistas:

Un virus letal ha asechado la ciudad de México ¿Cuál? ¿Por qué? ¿Cuál es su procedencia? ¿Qué esconde detrás de su fatalismo? ¿A qué tipo de muerte se refiere?
La crisis económica infecta tal y como lo hace una pandemia.
Gobierno: ?Ciudadanos, si no les ha quedado claro, lo podemos ejemplificar a través del virus de influenza?.
Obama viene a México, aparentemente, para discutir problemas de narcocotráfico y violencia. ¿Qué tanto le puede interesar a un personaje político esa situación cuando su prioridad a resolver es la crisis económica (en tan sólo 4 años)? Por lo tanto, se crea una conspiración.
Se toma un virus existente cuyos efectos no son mortales y se simula una mutación fatídica del mismo. Las personas, cuyo conocimiento limitan al decir de los medios (herramienta política de difusión), creen totalmente lo que se les muestra sin cuestionarse. Los medios hablan de muertes, muertes que nunca hemos visto pero ?ahí están? en el imaginario colectivo. Un muerto. Cuatro muertos ¡Cuatrocientos muertos!=pánico en los ciudadanos, ahora quién va a cuestionar ante tan alarmantes hechos. ¿Más quién realmente vio a esos muertos?¿Un doctor, dos doctores? Bien pueden ser sobornados para que mientan.
En la mañana las vacunas súbitamente se agotaron, pero ?no se alarmen ciudadanos?, el Universal informa, hay vacunas para todos, noticia emitida durante la tarde. Dicho suceso esconde en la ausencia y la presencia un método capitalista. Especulemos: Los médicos están siendo apenas informados de como va a funcionar el plan económico de estabilidad, por lo tanto se les indica que informen a los pacientes que se han agotado las vacunas, se habilitan una suerte de placebos? Los placebos están listos, los medios se encargan de difundir que han llegado vacunas suficientes para proteger a todos, cada vacuna cuesta $400, ni el más pobre se negará a pagar esa cantidad con tal de salvar su vida. México tiene más de ocho millones de habitantes, supongamos que sólo ocho millones se pusieron la vacuna, lo cual genera un ingreso inmediato de $3,200,000,000.00. Así mismo la industria de los cubre-bocas aumentó en un 100%, informes de la cadena de radio W afirman: ?Las protecciones oscilan entre los 60 centavos y un peso; sin embargo, en algunos negocios los venden hasta en 5 pesos.? Si tomamos como media $3.00 por el costo individual de los cubrebocas esto significa un ingreso total de $24 000 000 (suponiendo que los ocho millones de habitantes los adquirieron). Un comunicado reciente del periódico Universal informa que se han suspendido la campaña de vacunación por una recomendación de la OMS que afirma que dicha vacuna no mitigará la enfermedad, más sin embargo no hay que alarmarse ciudadano porque el virus puede ser combatido con un simple antigripal: ?Informó que el medicamento Osetamivir es el que se aplica a los pacientes con alto grado de éxito, pues en los primeros tres días se observa una recuperación del estado físico.? El costo promedio de este medicamento es de $250 aproximadamente, lo cual lleva a un ingreso de $2,000,000,000 (considerando que los ocho millones de habitantes que ya se habían aplicado la vacuna inservible ahora tienen que comprar el medicamento).
Ganancia obtenida a través de infundir miedo, que manera tan ?inteligente? de generar ingresos inmediatos para estabilizar la economía.
?Bravo por los gobiernos? ?Nos hemos salvado? ¿De qué, de un virus letal (que nunca lo fue) o de una crisis económica?
De cualquier manera, el único virus que ha asechado a la ciudad de México y a la humanidad entera, es la ignorancia. Las personas ya no indagan en cuanto a los hechos, limitan su existencia a los medios de comunicación que muchas, sino es que la mayoría de las veces, mienten. Personas ofuscadas que se quejan de su mala condición, de la crisis, del mal gobierno, cuando son ellos, quienes promueven y son participes del fraude????

2 commentaires:

  1. En lo que sin duda tiene razón el texto, en mi opinión, es en la manipulación que ejercen los medios de comunicación. Ni el más erudito o erudita se salva de no conocer un tema a fondo, es imposible saberlo todo¡, y entonces siempre existirá una brecha a través de la cual nos las den con queso.

    RépondreSupprimer
  2. Si, totalmente de acuerdo. Y cierto que en este caso y sin llegar a los tintes conspiratorios que tiene el texto mexicano, hay puntos oscuros. Tambien he recibido otros mensajes de México que no copio para no aburrir al personal, menos tremendistas, pero expresando dudas razonables. Y, extraido de un mensaje que llega de los EEUU, he aquí un nuevo dato que la prensa no ha mencionado:

    "...sources involved in examining the strain have also suggested that the initial analysis of the swine flu was in fact in error, and that the swine flu may have originated during a 1998 outbreak in a pig farm in North Carolina. This information reopens the question of what killed the individuals whose deaths were attributed to swine flu."

    No lo traduzco, que sería una pesadez, pero para los que no controlen la lengua de Faulkner, el texto cuenta que, en realidad, el virus se originó en en 1998 en Carolina del Norte... !!!???. No sé qué pruebas tienen. Pero volvemos a tu comentario: los medios nos cuentan lo que quieren. Es cierto.

    RépondreSupprimer