mercredi 11 février 2009

Emiko Minakuchi y el Sorokin evanescente

video

¡Queridos y pacientes lectores! ¡Imaginarios amigos!¡Fieles contertulios! Voy a desaparecer por un par de semanas (computadas, por supuesto, a la escala terráquea), como por arte de birlibirloque. Sí, Sorokin va a trasladarse a otra dimensión del universo, transformándose en una ecuación cuántica y, por supuesto, respetando el principio de Gauss-Ostrogradski y las ecuaciones de trasformación de Lorentz. Faltaría más. O sea, para aquellos que les resulta "wie Ungarisch" (como dicen los alemanes) mi meridiana exposición: Que me abro, leñe, que me abro por unos días.

Pero no os dejo solos, os dejo con este video de Emiko Minakuchi que puede ayudaros a relajaros y soportar este duro golpe. No sé por qué, cuando ví el vídeo de Emiko por primera vez, pensé de inmediato en la protagonista de "After Dark" de Murakami. Si la habéis leído, ya me diréis si oui ou si non. De todas maneras, os puedo asegurar que a mí, el video me relaja un montón. Eso sí, no he encontrado nada de la Minakuchi en los P2P.

hasta la vuelta.

2 commentaires:

  1. La música, como la vida misma, Don Soro ... claro que la que pueden llevar los que son jóvenes y pletóricos.

    Comienza con suaves y acariciantes compases. El pulso se acelera al compás del ritmo que comienza a vivrar. Se llega al climax trepidante. El cuerpo se relaja, con el pitillo en la comisura de los labios y la copa de vino entre las manos. Pero el juego comienza de nuevo y esta vez más rápido, con ansias de alcanzar la cumbre de nuevo. Y se alcanza, pero ya no un 8k si no un 4K (por ejemplo). Y después, ya si, la relajación total (no queda ni para cigarrillo, ni copa, ni ná) y a visitar a Morfeo. Felices sueños.

    Que su viaje astral sea placentero. Cuidado con las posibles colisiones (dos satélites acaban de chocar; dicen que la culpa la tiene el ruso que salió por la izquierda, se saltó un stop -aquí en PR se le dice "Pare", contrasentidos de la vida-, el permiso lo tiene vencido, y la tartana no paso la ITV. El seguro dice que no paga.

    En su destino, disfrute del universo estrellado, los placeres gastronómicos interestelares, el arrullo del oleaje de los campos magnéticos, la suavidad del nacarado polvo de estrellas, las noches sin la Osa Mayor acechando por los alrededores, en fin de un mundo diferente.

    Cuidado con los agujeros negros que, además de causar caidas y fracturas, igual lo desaparecen. También de los Soles que se desperdigan de Galaxia en Galaxia causando insolaciones sicológicas. Ojo con las estrellas jóvenes ... se ven, pero no se tocan (igual en el espacio sideral que visite las encuentre; suelen pulular por ahí). Si va de montañismo, no pase por la Luna que parece que está bastante lisa. En Venus el agua suoperficial está escasa, así que, por si acaso, recuerde la cantimplora. Por lo demás, ¡descanse y disfrute!

    No nos envíe postales porque, con tanto año luz por medio y como está el Correo, a saber cuando las recibiríamos. Ya nos contará a la vuelta cómo nos veíamos desde allá los muy creídos "Reyes de la Creación" (y eso, si se nos ve).

    ¡Bon voyage, mon ami!

    RépondreSupprimer
  2. Pues nada, ¡a disfrutar! Ya contarás a la vuelta :-)

    RépondreSupprimer